Hemos sido buenos.

Pasado el día de Reyes podemos decir que definitivamente terminaron las fiestas navideñas. Para bien o para mal se acabaron los días de fiesta y las comidas copiosas de amatxo. Aún quedan por delante un par de días de «tupper», turrón y peladillas, y algún regalito por abrir de esos que traen los Reyes Magos en casas ajenas.

En la docena hemos sido buenos un año más y debe de ser por eso que nos ha caído un regalo muy especial, de esos en los que puedes ver y oler la esencia  del cariño con el que ha sido hecho.

www.sueñosdecarlota.com

¡Gracias Clara!

2 comentarios

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *